viernes, 7 de octubre de 2011

--MEGAMAN ZERO-- (Rockman Zero -2002)

   Tras darse cuenta los de Capcom de que la saga de Megaman X estaba perdiendo su frescura, optaron por llevar a cabo una arriesgada propuesta que no todo el mundo vería con buenos ojos: Transportar la acción 100 años en el futuro del final de la saga X y dar el papel de protagonista a un personaje que lo estaba pidiendo a gritos: Nuestro querido Zero. Por desgracia o por fortuna, los cambios no se quedaron solo en eso. Un nuevo planteamiento jugable, un guión mucho mas elaborado y un más que polémico rediseño artístico serían las señas de identidad de este nuevo juego.

   Aquellos que me hayáis estado leyendo desde hace tiempo, sabréis que llevo repudiando esta saga desde el principio de su existencia, que nunca la he considerado digna de llevar ese sagrado nombre y que me sangran los ojos cada vez que veo una imagen del rediseño de Zero, pero habiendo perecido mi PS3 de 60 gigas mientras jugaba al Megaman X7, necesitaba jugar a cualquier cosa que llevara el nombre de Inafune-Sama, así que, tras 217 intentos fallidos de ponerme en serio con él ¡Al fin ha llegado la hora de la definitiva! Vamos a ver que me he estado perdiendo durante todos estos años......

   Pese a ser un juego posterior a Megaman X6, su historia podría encajar perfectamente tras el final del X5, con Zero descansando en animación suspendida.

   La Guerra Maverick causada por el Virus Sigma ha llegado a su fin gracias a los esfuerzos de X y sus compañeros y el mundo puede vivir una nueva era de paz. Para ello se crea la ciudad de Neo Arcadia, donde Reploides y humanos puedan vivir felizmente, pero pronto el gobierno humano, temeroso de que la historia se repita, empieza a arrestar Reploides por cualquier motivo. Huyendo por su propia seguridad, los Reploides tuvieron que buscar cobijo en una ciudad devastada. Ciel, una humana, emigró junto a los Reploides para intentar encontrar la forma de ayudarles, pero el gobierno les encuentra y envía a sus tropas a acabar con los desertores. Entonces Ciel recuerda el nombre de Zero, el héroe legendario, que se rumorea que permanece dormido en animación suspendida en algún lugar cercano a Neo Arcadia y decide partir en su búsqueda.

   El desarrollo presenta cambios importantes a lo jugado hasta el momento. Ahora el juego se desarrolla por medio de misiones que Ciel nos va encomendando. Estas misiones pueden ir desde acabar con un determinado enemigo a encontrar un laboratorio secreto, pasando por rescatar reenes o desactivar bombas. No estarán todas accesibles en un principio, sino que irán apareciendo a medida que acabemos las anteriores. Habrá misiones obligatorias en la historia, pero podremos finalizar el juego sin haber finalizado el resto. Si cancelamos la misión o perdemos todas las vidas en la misma, no podremos volver a intentarlo y perderemos para siempre la recompensa por finalizarla, así que hay que ir con ojo. Por supuesto, cada fase contará con su respectivo enemigo final (Aunque no necesariamente al final de la misma) y tendrán debilidades como en anteriores Megamanes, pero simplificado de forma que solo contamos con tres elementos (Hielo, fuego y electro) a repartir entre todos los bosses.

   Su jugabilidad en cambio, no difiere mucho de lo visto en cualquier Megaman X. Zero es una especie de fusión entre lo mejor de X y el propio Zero, pudiendo realizar las acciones típicas como saltar, rebotar en las paredes o impulsarse, así como eficientes disparos y espadazos, a los que hay que añadir la Lanza y el Escudo-Boomerang, los cuales podremos cargar para lanzar ataques elementales, en caso de tenerlos activados. A esto hay que añadir un componente RPG. Zero podrá deambular libremente por la base y las etapas que hayamos finalizado con éxito, entre misión y misión, pudiendo hablar con la gente, explorar las zonas y recolectar objetos, además de poder subir el nivel de nuestras armas a base de destruir enemigos, lo que nos permitirá cargar mas niveles y hacer nuevos combos. A su vez, contaremos con la ayuda de unos seres llamados Cyber Elfs, que nos otorgarán distintas ventajas, sacrificando sus vidas (Un poco crueles y sanguinarios, sin necesidad, estos de Capcom). Estas ventajas pueden ser de un solo uso (Rellenar la vida, atacar al enemigo, etc...) o permanentes (Convertirse en Subtank, Aumentar nuestra vida máxima, otorgarnos nuevas habilidades, etc....) Para utilizar las de un solo uso, basta con encontrarlas y usarlas, pero para usar las permanentes, antes tendremos que alimentar al Cyber Elf en cuestión, con los cristales que encontremos. Son muy escasos, así que hay que elegir sabiamente en que los vamos a utilizar.

   Gráficamente es una delicia que aprovecha a la perfección las limitaciones de la Game Boy Advance, con unos fondos ruinosos, llenos de detalle, coloridos y con mucha dedicación, unos personajes de excelentes diseños (Que he odiado durante años, pero que me han acabado encantando :D) dotados de una excelente animación y con un aspecto bastante bello y efectivo. lo único malo en este aspecto, es la repetición de escenarios en las distintas misiones. Musicalmente debo decir que se me puso la piel de gallina al escuchar el tema de Zero del primer Megaman X, versionado para la ocasión. Lo malo es que la considero con diferencia la mejor melodía de todo el juego y apenas la escucharemos poco mas de un minuto T.T. El resto....hay alguna que no está nada mal, pero en general, se limita a acompañar sin grandes alardes.

   En cuanto a su dificultad y debo decir que aquí hicieron un desastre los Sres de Capcom. Tenemos el hecho incomprensible de que no hay continuaciones. Si morimos en una misión secundaria, volveremos a la base sin posibilidad de repetirla y en caso de agotar las vidas en una obligatoria, solo podremos cargar una partida anterior, con lo que si nos hemos pasado una fase subiendo las armas de nivel y recolectando cristales y Cyber-Elfs, lo perdermos todo si no llegamos a finalizarla, cosa que puede llegar a resultar frustrante. Además de esto, el juego no es precisamente fácil; nuestra barra de energía se me antoja demasiado escasa y lo pasaremos mal incluso con los primeros final bosses y algún que otro salto a ciegas. No obstante, tamaña dificultad puede convertirse en un paseo por el campo si hacemos un buen uso de los Cyber-Elfs, cosa que está bien, pues te deja la libertad de decidir lo mal que lo quieres pasar :D

   Y ahora, antes de pasar a la valoración final, quiero aclarar cuales son las razones que me han echado para atrás a la hora de jugarlo durante todo estos años. Lo primero y fundamental es el polémico rediseño de Zero. Hemos pasado del adulto, maduro, chulesco y agresivo diseño de la saga X a una especie de niño afeminado de diez años, vestido con licra negra y goma-espuma rosa, osea, menos robótico y mas humano (Humano andrógino para ser exactos) ¡Ojo! Que no digo que sea un mal diseño, solo que ese no es mi Zero T.T. Además de esto, tenemos la herejía de que el Bláster ya no forma parte de su brazo, sino que usa una pistolucha del todo a cien y que el láser de su espada mas bien parece un trozo de plasticucho transparente. Simplemente he sido incapaz de pasar de un diseño a otro, sin que dieran ninguna explicación. Además de esto, que de por si ya me parecía suficientemente grave, tenemos que su jugabilidad no es tan accesible como lo había sido hasta ahora. Yo soy mas de pulsar Start y empezar a liarme a tiros con todo lo que se mueve, así como probar las distintas fases a ver cual es mas fácil de superar, mientras voy buscando expansiones ocultas, e ir probando que arma es efectiva contra un determinado final boss. Esto es lo que para mi supone la grandeza de la jugabilidad de esta saga. En Megaman Zero, tenemos una jugabilidad menos accesible, muchos diálogos (Que para colmo tienes que tragarte de nuevo cada vez que mueres), mucho matar enemigos para subir las armas de nivel o recolectar cristales, para alimentar a unos seres que te otorgan las mejoras, en vez de simplemente buscarlas y punto y el echo de ir por misiones, en vez de por fases seleccionables. Por último tenemos la gran cagada que he comentado de no poder continuar. No resulta nada atractivo el conseguir un objeto valioso, subidas de nivel o grandes cantidades de cristal y perderlos al morir o que no nos dejen repetir una misión secundaria. Eso no se hace y menos en un juego portátil T.T

   ¡Poss apa! Habiendo dejado claros mis nazis prejuicios preliminares, paso a la valoración final, que bastante largo se está haciendo esto XD

   Mi veredicto final es que realmente es un buen juego. Un buen juego al que cuesta adaptarse si vienes de jugar otros Megamanes, pero que una vez lo haces, te das cuenta de que sus virtudes superan a sus carencias, que era un cambio necesario para una saga que no daba mucho mas de si, que jugablemente está a la altura y que cuenta con el guión mas elaborado de cualquier Megaman (De plataformas). Un imprescindible en cualquier colección de Game Boy Advance y por supuesto, de Megamanes :D

   Como curiosidad Streetfightera de turno, hay un enemigo del juego (Maha Ganeshariff) que emplea ataques de Edmond Honda, Guile y Blanka.

   Este juego fue reeditado en un pack para Nintendo DS junto a sus tres secuelas. Si no lo tienes ¡Corre a por él!


IMÁGENES (Clicar para ver a tamaño completo)

2 comentarios:

Truch dijo...

Quizá lo de la armadura/rediseño lo querían explicar en algún juego intermedio pero ahí quedó la cosa.
Excelente articulo!

Por cierto, tienes ambos? Gba y NDS?

El puta Lock dijo...

Nop. Ya he dicho que hasta ahora no había considerado a esta saga digna de llamarse Megaman, con lo que no los compré en su día.

Por suerte, cuando salió la colección para DS, lo reservé, sabiendo que se iba a descatalogar en media hora, por si algún día me pegaba por querer jugarlos, tal y como ha sido.

Por fortuna, hace una semana encontré el 3 y el 4 de Advance nuevos y a buen precio, pero dudo que la historia se repita con los dos primeros.