jueves, 16 de diciembre de 2010

-- SUPER METROID -- (1994)


   Hoy le toca el turno a la tercera parte de la saga Metroid, un juego al que tenemos que llamar de usted. Una obra maestra con mayúsculas capaz de mirar por encima del hombro a la inmensa mayoría de juegos actuales y a los que aun están por venir. Pero no adelantemos acontecimientos.

   En el anterior juego, Samus había prácticamente exterminado por completo a la raza Metroid, cuando una larva nació ante sus ojos, confundiéndola con su madre. Samus fue incapaz de destruirla. En vez de eso, la llevó a los científicos de la Federación, quienes descubrieron que el asombroso poder de los Metroids podría usarse en beneficio de la humanidad. La historia comienza cuando Samus recibe una llamada de socorro de la estación espacial donde estudiaban a la larva y decide ir a investigar. Al llegar se encuentra con que todos los tripulantes están muertos y la larva no está donde debería. Mas adelante cual es su sorpresa cuando se encuentra con el mismísimo Ridley, el líder de los piratas espaciales a quien dio por muerto en el primer Metroid, con quien entabla combate. Pero este huye con la larva, accionando el sistema de autodestrucción de la estación. Samus consigue escapar de ella por los pelos. Ante la evidencia de que el futuro del universo vuelve a estar en sus manos, Samus se dirige una vez mas a Zebes, el planeta pirata, a recuperar la larva y acabar con Ridley de una vez por todas.

   Lo primero que te das cuenta cuando pones el juego es que el paso a Super Nintendo y sus 24 megas (Fue el primer juego de Snes en llegar a tamaña cifra) le han sentado de maravilla al juego. Una tétrica melodía con una escalofriante respiración de fondo da paso a la pantalla de título. Al comenzar, una presentación animada con la reconocible cara de Samus de fondo y ambientada con una música genial, nos cuenta todos los acontecimientos acaecidos desde el primer Metroid hasta este momento, hasta que una portentosa nave, que gracias al Modo-7 parece salirse de la pantalla, se dirige a la estación espacial. Aquí es donde por fin controlamos a nuestra heroína y nos damos cuenta de su magnífica animación y que responde a la mil maravillas. Aquí la oscuridad y el tétrico ambiente consigue meterte en situación y te hace augurar que no va a pasar nada bueno. Entonces llegas hasta la larva y un enorme Ridley aparece de entre la oscuridad y empieza a atacarte hasta que se cansa de ti y se sale de la pantalla (Una vez mas con un uso extraordinario del Modo-7). Es entonces cuando comienza una cuenta atrás de sesenta segundos en el que deberás volver por donde has venido a toda velocidad sorteando obstáculos con el corazón yéndote a mil. De nuevo el genialísimo Modo-7 nos ofrece deformaciones y tambaleamientos de pantalla dignos de elogio hasta que salimos de la estación y entramos en la nave con la cual y una vez mas, parece que saldrá de la pantalla.(En serio; puede que ahora parezca ridículo, pero en sus tiempos te daba cada susto.... XD). Entonces la nave nos lleva a un nuevo escenario, nuestro querido Planeta Zebes donde tan bien lo pasamos en el juego anterior. Al salir de la nave no podremos sino quitarnos el sombrero ante la maestría de su ambientación, con sus parajes inhóspitos, sus truenos y su lluvia ácida aderezados con una música lúgubre y unos efectos que quitan el hipo. Aquí no hay enemigo alguno, pero apesar de ello, caminaremos con pies de plomo. Entonces llegaremos a una zona donde la nostalgia se apoderará de nosotros al darnos cuenta de que estamos en el mismo lugar por donde nos enfretamos a Mother Brain y escapamos de la destrucción final en el primer Metroid, pero abandonado.... hecho polvo.......lleno de niebla....... Simplemente sublime. Seguiremos caminando y llegaremos hasta el lugar donde empezábamos la aventura en el citado juego y, una vez mas, nos haremos con la Morphing Ball. Es entonces cuando una cámara se percatara de que estamos ahí y al coger un par de misiles de la zona, volveremos por donde hemos entrado y nos damos cuenta de que la música misteriosa desaparece y nos tememos lo peor: ¡Los piratas te han descubierto! ¡Y ahora las zonas que antes estaban desérticas están repletas de ellos!

   Hasta ahí son mas o menos los insuperables primeros cinco/diez minutos del juego. Bueno...... insuperables por los juegos convencionales, ya que esto no es nada comparado con lo que está por llegar en Super Metroid. Pero eso ya no lo contaré; si quieres saber como sigue su apasionante desarrollo ¡¡Mata por el si hace falta, pero juégalo!! A los pocos momentos te darás cuenta de que los años no han pasado para esta maravilla. Su ambientación sigue siendo genial, su historia envolvente, sus gráficos impresionantes y su banda sonora insuperable. Cada zona del juego está perfectamente distinguida del resto, pasando por zonas desérticas, de espesa vegetación, naves abandonadas, zonas inundadas e incluso el mismísimo infierno (Norfair) cuya música te pondrá la piel de gallina.

   Su desarrollo no ha cambiado en demasía desde las entregas anteriores: Te verás abandonad@ a tu suerte en un mas que inmenso planeta en el que tendrás que ir recopilando nuevas habilidades para seguir avanzando y hallar nuevas mejoras para tu traje. Cada vez que consigas una nueva habilidad creerás tener el mundo a tus pies, pues con cada poder extra conseguido, se te abrirán cientos de posibilidades de exploración. Pero no será hasta tener tu traje mejorado al completo cuando tendrás acceso a todas las zonas del juego. No creáis que será algo sencillo, pues un alto porcentaje de zonas y objetos estarán meticulosamente escondidos y tendrás que recorrerte varias veces cada zona para encontrarlos todos. Por suerte para nosotros, esta vez contamos con la inestimable ayuda de un mapa, con el que podremos ver con detalle las zonas que hemos visitado y las que nos faltan, aunque para esto segundo, antes tendremos que descargarnos el mapa específico de cada zona. Además, deberás de verte las caras con una ingente cantidad de Final Bosses, siendo algunos de ellos, de un aspecto y tamaño aterradores (El primero de todos sin ir mas lejos, ocupa dos pantallas de alto; casi nada :D)

   En cuanto a sus poderes, si en el juego anterior ya iba mas que bien servida, en este Samus llega a ser una verdadera máquina de matar, añadiendo el rayo de carga, los supermisiles, las Power Bombs y la posibilidad de fusionar los rayos entre si, que complementan a sus nuevas habilidades como los Rayos-X con los que poder ver objetos escondidos y caminos ocultos, el Rayo Enganche con el que poder tambalearte y sortear obstáculos al mas puro estilo Indiana Jones y el Gravity Suit, un nuevo traje con el que podrás moverte libremente bajo el agua y con el que la lava no te hará el menos daño. Pero ni todos los poderes del mundo podrán prepararte para lo que te espera cuando llegues a la última zona del juego y te enfrentes a sus últimos peligros, con uno de los finales mas épicos y espectaculares que he tenido ocasión de presenciar en videojuego o película alguna.

   Esto es en pequeña medida Super Metroid; un juego del que podría tirarme horas y horas escribiendo y jamás sería capaz de hacerle justicia. Una obra maestra por la que no pasa el tiempo y que no ha perdido su facultad de sorprender. A diferencia de los juegos anteriores, que sinceramente solo fui capaz de recomendar a un determinado público, este si lo recomiendo encarecidamente a todo el mundo.

   Super Metroid. Uno de los mejores juegos de la historia :D.




                                   IMÁGENES (Clicar para ver a tamaño real)

2 comentarios:

Truch dijo...

Joder es que coincido al 100% es uno de esos juegos que yo mismo me he aventurado a pasarme (no al 100%, claro) y de los que mas orgulloso estoy de haberme pasado, gracias a inestimables ayudas, por que claro, una de las gracias de este juego, en una época en que las guias no existian era aventurarte con un amigo a jugar e ir descubriendo los secretos, una y otra vez, sencillamente un juego laaaaaaaaaaargo que se hace cooooooooorto!!

De los que a dia de hoy ya no venden!! Si disponeis de una wii lo encontrareis en la consola virtual!! no dudeis!!

El puta Lock dijo...

Bueno, eso era para compensar que el Metroid era un juego cortooooo que por nuestra ineficacia se nos hizo laaaaaaargo XD