lunes, 27 de diciembre de 2010

-- TEENAGE MUTANT HERO TURTLES -- (Gekikame Ninja Den -1989)

   Como ya dije en la reseña de la película homónima, a finales de los ochenta la tortugamanía se había establecido mundialmente y no había soporte alguno que se librara de su influencia. Obviamente los videojuegos no fueron una excepción y el primer juego para la Nes no se hizo esperar. Lo que al igual que las películas, estaba muy levemente inspirado en la serie (Que era lo que adorábamos) empezando por la propia carátula, que es una ilustración del cómic original.

   La historia no va mucho más allá de que el Clan del Pie va haciendo maldades como raptar a April o poner bombas en el Río Hudson y las tortugas deberán poner fin a sus planes. Por el camino intentarán hallar la forma de devolver a Splinter a su forma humana.

   El juego es un plataformas con dosis de acción en el que conduciremos a las tortugas a través de diferentes fases, sorteando obstáculos y eliminando enemigos hasta vencer al jefe de esa zona y cumplir la misión establecida. Para ello iremos moviéndonos en un mapa en vista cenital y entrando en todos los lugares que podamos, como edificios y cloacas, donde pasaremos a una visión clásica de plataformas 2D, buscando objetos y enemigos que apalizar. Su variedad en cuanto a desarrollo es digna de mención, pues contaremos con fases de exploración (En donde podemos llegar a llevar la Tortugoneta), fases de acción, plataformas e incluso una de nado, en la que tendremos que movernos entre algas y láseres a la par que desactivamos bombas. Además, apesar de ser iguales en aspecto, cada tortuga difiere de las demás en alcance, poder y efectividad. Para ayudarnos un poco, contaremos con ciertos ítems repartidos por las fases, como shurrikens y otras armas arrojadizas. Su número es muy limitado, pero por suerte podemos guardarlas hasta que creamos oportuno.


   Gráficamente no esta mal del todo, pero los enemigos son muy extraños (A mi por lo menos, no me suena haber visto en la serie locos con motosierras, hombres de lava y bichos gigantes) A su vez, también se echa en falta la pegadiza banda sonora de la serie, que ha sido sustituida por otra que acompaña sin grandes alardes. Aunque debo destacar el pitido que suena cuando tienes poca energía, ya que si lo que querían era hacer algo fastidioso e irritante, lo bordaron.

   Finalmente llega el turno de hablar de la jugabilidad y es aquí donde lamentablemente falla el juego, estando repleto de situaciones en donde su elevada dificultad nos pondrá de los nervios. Pero no será una dificultad en plan guay como la de Megaman, sino algo verdaderamente frustante, por ser ocasionada por un manejo poco brillante, con esos saltos tan inmanejables que siempre sufres para acertar donde debes caer y en las cloacas siempre acabas cayéndote al agua, cosa que por otra parte no debería de ser problema ya que que estamos manejando tortugas, no dromedarios. Pero el colmo llega en la fase del Río Hudson en donde debemos desplazarnos con el peor manejo que he visto jamás en una fase de nado, pasando por estrechísimos huecos que hay entre alga y alga (Si ¡Algas! El enemigo natural de las tortugas por lo que veo ¬¬) mientras esquivamos láseres y todo esto con un ajustadísimo límite de tiempo que de llegar a cero, podemos despedirnos de la partida. Ciertamente aborrecible.

   Con todo esto mi veredicto final es que las cosas buenas no pueden sobreponerse a las malas, pues es un juego que apesar de que se vendió como churros, ya en su día frustraba a todo el mundo debido a su manejo mierder y eso a día de hoy es algo que nadie pasará por alto.


                                   IMÁGENES (Clicar para ver a tamaño completo)


2 comentarios:

Truch dijo...

Tortugas everywhere, típico juego de NES que con una carátula molona intentaba vender un producto mediocre....

En fin....a ver que toca mañana! yuhuu!

El puta Lock dijo...

Hombre; mediocre no es, lo malo es que su puto manejo estropea el conjunto, pero tiene sus cosas buenas.